Historia de correo electronico

Historia de correo electronico

Historia de Arpanet

Muchos proveedores de correo electrónico dan a sus usuarios una gran cantidad de almacenamiento. Esto es útil, ya que puedes conservar todos tus correos electrónicos sin preocuparte de que se borren los mensajes. Sin embargo, se convierte en un problema cuando necesitas encontrar un correo electrónico específico porque tienes un montón de cosas que ordenar. Saber cómo ver correctamente tu historial de correo electrónico puede acelerar el proceso. Mientras ves tu historial, es una buena idea deshacerte de los correos electrónicos que estás seguro que ya no vas a necesitar, sólo para despejar el desorden.

Revisa la carpeta de “Spam” para ver si hay correo no deseado. Es importante mirar en esta carpeta con regularidad, porque algunos mensajes pueden enviarse aquí accidentalmente aunque no sean spam. La mayoría de los proveedores de correo electrónico borran los mensajes de spam después de un tiempo determinado, por lo que los mensajes importantes pueden escaparse.

Utiliza el campo de búsqueda para introducir información que puede estar en el campo del asunto o del remitente, o dentro del cuerpo del correo electrónico. Muchos proveedores de correo electrónico disponen de esta función de búsqueda, lo que facilita la búsqueda de correos electrónicos antiguos.

Dirección de correo electrónico

Postmark incluye un feed de actividad que permite buscar todos los correos electrónicos transaccionales enviados en los 45 días anteriores. Puede filtrar por eventos de entrega, etiquetas o fecha y ver el mensaje o el historial de actividad de todos los mensajes enviados a una dirección de correo electrónico específica.

Postmark almacena el contenido completo y el historial de eventos de mensajes de cada correo electrónico durante 45 días. Esto significa que puede buscar un correo electrónico específico o ver el historial de eventos de una dirección de correo electrónico específica durante los últimos 45 días. ¿Necesita más de 45 días? Nuestra API de mensajes facilita la copia de seguridad de todo el historial que necesites.

No sólo sabrá cuándo los correos electrónicos fueron devueltos, entregados y abiertos (y por quién), así como los enlaces en los que se hizo clic, sino que puede utilizar los ganchos web de Postmark para notificar a su aplicación los eventos más comunes, de modo que sepa exactamente lo que está ocurriendo con todos y cada uno de los correos electrónicos que envía.

Saber qué tipos de correos electrónicos rebotan, se marcan como spam o son bloqueados por un ISP hace que sea fácil saber cuándo se envió un correo electrónico y qué pasó con él. Además de toda la información de seguimiento, en casi cuatro años con Postmark, no puedo recordar ni una sola vez que una interrupción haya afectado a nuestro negocio.

Por qué se inventó el correo electrónico

Hoy en día nos enfrentamos con frecuencia a los avances tecnológicos. Sin embargo, seguimos utilizando una que fue creada hace mucho tiempo: el correo electrónico. Muchas personas desconocen la historia del correo electrónico y algunos datos curiosos que se van a presentar en este artículo.

El primer email (correo electrónico) fue enviado hace 40 años y hoy en día sigue siendo una de las formas de comunicación más importantes, tanto a nivel personal como profesional, expresándose de forma contundente y firme.

Raymond Tomlinson fue la persona que envió el primer correo electrónico en 1971, a través de ARPANET (considerada la madre de Internet). Supuestamente envió el mensaje QWERTYUIOP con una aplicación llamada SNDMSG (send message) que permitía intercambiar mensajes de texto entre usuarios que estuvieran conectados a ARPANET.

En realidad, Tomlinson no recuerda varios datos sobre el primer correo electrónico que envió. Sólo está seguro de que envió el correo electrónico en MAYÚSCULAS. El formato ([email protected]) también fue creado por Ray, donde la @ significa en y afirma que el usuario está en un lugar específico.

Historia del correo

Tanto el POP (Post Office Protocol) como el IMAP (Internet Message access protocol) permiten a la gente acceder a su correo electrónico desde un servidor remoto; sin embargo, ahí terminan la mayoría de las similitudes. POP se limita a descargar el correo electrónico en el ordenador y, por lo general (aunque no siempre), lo elimina del servidor remoto. Los problemas surgen si tienes más de un dispositivo donde lees tu correo (ordenador de sobremesa, portátil, tableta o teléfono). He aquí por qué es malo: tienes que borrar o archivar el mismo correo en cada dispositivo

Al entrar en cada dispositivo, verás un montón de correos no leídos sin indicación de los que has borrado, leído, marcado o archivado Las carpetas que hayas creado y organizado en un dispositivo no se replicarán en los demás

IMAP permite a los usuarios almacenar su correo electrónico en servidores remotos. Este protocolo bidireccional también permite al usuario sincronizar su correo electrónico entre múltiples dispositivos, lo cual es extremadamente importante hoy en día, cuando la mayoría de la gente tiene al menos dos dispositivos: su portátil y su smartphone.

El POP original se desarrolló en 1984 para ofrecer a la gente un medio sencillo de acceder a su correo electrónico en un servidor remoto. Este primer protocolo requería el uso de un nombre de usuario y una contraseña y descargaba todo el correo electrónico de una sola vez. El lanzamiento de POP2 en 1985 proporcionó una mayor gama de comandos y respuestas. Además, POP2 permitía al usuario elegir leer sólo un mensaje en lugar de tener que descargar todo su correo electrónico al mismo tiempo. En 1988, el lanzamiento de POP3 permitió a los usuarios de ordenadores personales recuperar su correo electrónico de forma sencilla, eficiente y fácil. No se han hecho revisiones a POP desde 1998 (eso es hace 17 años, una eternidad en años de Internet).