Crear unidad de recuperacion windows 10

Crear unidad de recuperacion windows 10

¿Qué es una unidad de recuperación de Windows?

¿Qué harías si Windows 10 de repente no arranca o el sistema simplemente no funciona? Desde virus hasta simples accidentes, los daños en el sistema operativo pueden impedir por completo que un PC arranque con Windows 10. Por eso es necesario crear una unidad de recuperación de Windows 10.

Si tu sistema operativo se corrompe, puedes conectar la unidad de recuperación USB y arrancar en ella para ayudar a reparar el daño. Esto le dará un menú con varias opciones que puede utilizar para ayudar a devolver la vida a Windows.

Todo lo que necesitas para crear una unidad de recuperación de Windows 10 es una unidad USB vacía. Puedes comprar una nueva o utilizar una que no necesites. No puedes almacenar nada más en la unidad mientras se utiliza como unidad de recuperación.

No hay ninguna desventaja en crear un disco de recuperación con antelación. Por ello, lo ideal es crearlo lo antes posible. De este modo, si tu ordenador se corrompe, tendrás una unidad lista y esperando para solucionar el problema.

Desgraciadamente, la forma más fácil de crear una unidad de recuperación es utilizando tu propia copia de Windows 10. Para ello, necesitas poder arrancar en Windows 10 para poder decirle que cree una unidad. Si esperas a que tu copia de Windows 10 se corrompa, no podrás arrancar en ella para crear la unidad. Por lo tanto, es mejor crearla antes de que Windows 10 tenga problemas.

Herramienta de recuperación de Windows 10

Es una buena idea crear una unidad de recuperación. De este modo, si su PC experimenta alguna vez un problema importante, como un fallo de hardware, podrá utilizar la unidad de recuperación para reinstalar Windows 11.  Windows se actualiza periódicamente para mejorar la seguridad y el rendimiento del equipo, por lo que le recomendamos que vuelva a crear la unidad de recuperación cada año.  No se realizará una copia de seguridad de los archivos personales ni de las aplicaciones que no vinieran con el PC.  Necesitarás una unidad USB de al menos 16 gigabytes.

Si alguna vez necesitas utilizar la unidad de recuperación para reinstalar Windows 11 en tu PC, consulta las opciones de recuperación en Windows para obtener más instrucciones. Es una buena idea realizar copias de seguridad y restauraciones en Windows con frecuencia porque la unidad de recuperación no es una imagen del sistema. No contiene sus archivos personales, configuraciones o programas.

Es una buena idea crear una unidad de recuperación. De este modo, si su PC experimenta alguna vez un problema importante, como un fallo de hardware, podrá utilizar la unidad de recuperación para reinstalar Windows 10.  Windows se actualiza para mejorar la seguridad y el rendimiento del PC periódicamente, por lo que se recomienda volver a crear la unidad de recuperación anualmente.  No se realizará una copia de seguridad de los archivos personales ni de las aplicaciones que no venían con el PC.  Necesitarás una unidad USB de al menos 16 gigabytes.

Windows 7 recovery usb

Una unidad de recuperación es similar a los medios que recibirías si compraras un sistema preconstruido. Antiguamente, los PC se enviaban con un CD o DVD que incluía una imagen del sistema tal y como salía de fábrica. Si el sistema operativo de tu PC se estropeaba, podías restaurarlo fácilmente a como estaba el primer día (aunque perderías todos los datos y aplicaciones creados posteriormente, obviamente). Hoy en día, los fabricantes suelen poner una imagen del sistema tal y como salió de fábrica en una partición oculta de la unidad principal.

Algunas de estas herramientas solían formar parte del sistema operativo. Si tu PC fallaba al arrancar se te presentaba un menú que te permitía intentar arrancar en Modo Seguro, o usar la “última configuración buena conocida”. Ese ya no es el caso con Windows 10. Ahora necesitas que estas herramientas residan en una unidad USB separada y de arranque, y toda persona que ejecute Windows debería guardar una en un lugar seguro con la etiqueta “en caso de emergencia.”

En primer lugar, obtenga una unidad USB de entre 8 y 16 GB e insértela en un puerto USB abierto de su PC.  A continuación, vaya al panel de control de Windows (lo más fácil es hacer clic con el botón derecho del ratón en el icono de Windows) y escriba crear una unidad de recuperación en la barra de búsqueda. El método manual sería ir a Sistema y Seguridad > Seguridad y Mantenimiento > Recuperación.

Descarga de Windows 10 recovery usb

En los viejos tiempos, todos los PCs nuevos venían con un CD o DVD de recuperación, así que si las cosas se torcían, podías restaurar fácilmente las cosas a como estaban el primer día (aunque perderías cualquier archivo o aplicación que hubieras creado).

Esto ya no es así con Windows 10. Ahora necesitas que estas herramientas residan en una unidad USB independiente y de arranque, y toda persona que ejecute Windows debería guardar una en un lugar seguro con la etiqueta “en caso de emergencia”.

La forma de arrancar el PC desde el USB varía según la edad de tu PC y la placa base, pero normalmente puedes pulsar una de las teclas F durante el arranque para llegar a una ventana de selección de arranque. Desde allí, selecciona la unidad USB que estás utilizando y debería proceder a arrancar desde la unidad de recuperación.

Cuando arranques con éxito desde ella, verás una pantalla que ofrece la opción de Solucionar problemas. Haz clic en ella, y verás lo siguiente:  Recuperar desde una unidad, y Opciones avanzadas (y posiblemente Restauración de imagen de fábrica, si está disponible).

Restauración del sistema: Use esto para revertir su PC a un tiempo más feliz en el que las cosas funcionaban normalmente. Esto no afecta a tus datos, pero sí a los programas instalados, ya que sustituye el registro por una versión anterior.