Le corbusier y el purismo frances

Le corbusier y el purismo frances

El panfleto Apres le Cubisme (Después del cubismo) de 1918, que también se considera un manifiesto del purismo, marca su inicio. En Apres le Cubisme Le Corbusier y Ozenfant critican las tendencias actuales del cubismo sintético y órfico que el decorativo y ornamental. Un manifiesto revisado del purismo aparece en 1921 bajo el título “purismo” en la revista L’Esprit Nouveau.

Pide que se restrinja la selección de colores a los colores tierra, el amarillo ocre, el rojo, el blanco, el negro y el azul ultramar, rechazando los colores dinámicos como el amarillo limón, el naranja, el azul cobalto brillante, el rubio o el verde esmeralda.

Los puristas también mostraron un gran interés por las máquinas y su estética. El artista debía aprender la lección de las máquinas y aplicar el principio de repetición de las mismas en la producción artística. Sobre una base racional, debían utilizarse formas geométricas simples con precisión de máquina. Los puristas apreciaban la razón áurea como proporción ideal. Rechazaban los elementos puramente decorativos. Le Corbusier también era el “Modulor”, una proporción basada en la patente de la sección áurea Proportionslehre.

Le CORBUSIER – Villa SAVOYE

El purismo es el único ejemplo en la historia del arte en el que un movimiento artístico seriamente pensado, relevante para el momento histórico y completamente independiente, dejó de existir de lleno debido a una disputa de sus ideólogos. Al mismo tiempo, el colapso organizativo no cambió las vías de desarrollo de sus brillantes creadores puristas, desde Le Corbusier hasta Fernand Leger.El purismo (lat. purus – “puro”) es una tendencia estética creada por el artista y arquitecto Charles-Édouard Jeanneret-Gris (también conocido como Le Corbusier) y el artista Amédée Ozenfant. El purismo se originó en Francia tras el caos de la Primera Guerra Mundial y se convirtió en un símbolo de orden, integridad, equilibrio y claridad, de valores clásicos ordenados y de progreso tecnológico.

Algunos de los postulados puristas manifestados por Le Corbusier y Ozanfan son los siguientes – el arte está jerarquizado: el arte decorativo está en la base, la figura humana en la cima;- la pintura es tan buena como lo sean las cualidades internas de sus elementos plásticos, pero no sus capacidades representativas o narrativas;- el purismo se esfuerza por pensar con claridad, crear con fidelidad, precisión, rectitud ;- el arte serio debe expulsar todas las técnicas que no sean fieles al valor real del concepto;- el arte está en primer lugar en el concepto;- la técnica no es más que una herramienta que sirve humildemente al concepto;- el purismo no considera que un retorno a la naturaleza signifique copiar la naturaleza;- admite que cualquier deformación se justifica por la búsqueda de una invariante.

Le Corbusier 勒柯布西耶 (1887-1965) Cubismo Purismo Francés

Le Corbusier y Ozenfant fueron los creadores del purismo. Fernand Léger fue uno de sus principales colaboradores[2]. El purismo fue un intento de restaurar la regularidad en una Francia devastada por la guerra tras la Primera Guerra Mundial[1]. A diferencia de lo que consideraban una fragmentación “decorativa” de los objetos en el cubismo, el purismo proponía un estilo de pintura en el que los elementos se representaban como formas robustas simplificadas con un mínimo de detalles, a la vez que adoptaba la tecnología y la máquina[2].

El purismo culminó con el Pabellón del Espíritu Nuevo de Le Corbusier, construido para la Exposición Internacional de Artes Decorativas e Industriales Modernas de 1925. En ella se incluyó la obra de los cubistas Juan Gris y Jacques Lipchitz. Tras esta exposición, la relación entre Le Corbusier y Ozenfant se deterioró[2].

L’Esprit Nouveau, nº 1, octubre de 1920. Editado por Paul Dermée y Michel Seuphor, posteriormente por Charles-Edouard Jeanneret (Le Corbusier) y Amédée Ozenfant. Publicado por Éditions de l’Esprit Nouveau, París

Amédée Ozenfant “Debemos esforzarnos por introducir un poco de orden en este asunto, o al menos sentido en gran parte de él. Pero, ¿qué es el sentido sin orden? Debemos intentar encontrar algún método para llegar a algún tipo de orden, uno que al menos nos permita escapar de esta vaguedad en el diseño del color”. 2 de 7

“Puedo, pues, hablar de un nuevo orden: la arquitectura del mundo técnico. Dado que el objeto industrial pertenece al orden arquitectónico, se le asigna un papel importante en la creación artística actual.” 4 de 7

“Organizo la oposición de valores contrastados, líneas y curvas. Opongo las curvas a las líneas rectas, las superficies planas a las formas moldeadas, los colores locales puros a los matices de gris. Estas formas plásticas iniciales se superponen a elementos objetivos o no, para mí no hay diferencia. Sólo hay una cuestión de variedad”. 6 de 7