Estatua ecuestre marco aurelio

Estatua ecuestre marco aurelio

Estatua ecuestre de Marco Aurelio significado

La estatua fue erigida en el año 176 de la era cristiana. Aunque había muchas estatuas ecuestres imperiales, rara vez sobrevivían porque era práctica fundir las estatuas de bronce para reutilizarlas como moneda o nuevas esculturas en el imperio tardío. También se destruyeron estatuas porque los cristianos medievales pensaban que eran ídolos paganos. La estatua de Marco Aurelio no se fundió porque en la Edad Media se pensaba erróneamente que representaba al primer emperador cristiano Constantino. De hecho, es la única estatua de bronce de un emperador romano precristiano que se conserva íntegramente.

En la época medieval era una de las pocas estatuas romanas que permanecían a la vista del público. En el siglo VIII se encontraba en el Palacio de Letrán, en Roma, desde donde fue trasladada en 1538 a la plaza del Campidoglio durante la remodelación de Miguel Ángel. Aunque no estaba de acuerdo con su posición central, diseñó un pedestal especial para ella. El original se expone ahora en el Palacio de los Conservadores de los Museos Capitolinos, mientras que una réplica lo ha sustituido en la plaza.

Análisis de la estatua ecuestre de Marco Aurelio

Las plazas y parques de todo el mundo están repletos de estatuas ecuestres. Desde emperadores y reyes hasta generales y líderes políticos, una cabalgata de jinetes de bronce recorre nuestro espacio público. La mayoría son hombres, salvo algunas representaciones poco frecuentes de reinas, emperatrices y Juana de Arco. Es una imagen imponente de acción y poder. Y el estilo alcanzó su popularidad gracias a una estatua en Roma.

La mayoría de las antiguas estatuas ecuestres romanas fueron fundidas por la Iglesia Católica en la Edad Media, pero este influyente ejemplo -un bronce clásico del emperador Marco Aurelio que data de alrededor del año 175 de la era cristiana- sobrevivió gracias a un caso de error de identidad.

Durante siglos estuvo en el [palacio] de Letrán, hasta que fue trasladado, en 1538, al Campidoglio [Colina Capitolina] por Miguel Ángel; sobrevivió en gran medida porque se creyó erróneamente que era una efigie de Constantino, el primer emperador cristiano. Por una combinación de esta atribución injustificada, sus propios méritos artísticos y su llamativa presencia, sirvió de modelo para la mayoría de las estatuas ecuestres a lo largo de toda la historia del arte europeo.

Réplica de la estatua de Marco Aurelio

En la colina del Capitolio de Roma, centro histórico de la Ciudad Eterna, Marco Aurelio está sentado a horcajadas sobre su caballo, señalando la ciudad. Tal vez ninguna otra obra de arte capte tan vívidamente la grandeza de Roma, ni vincule su antiguo legado con el presente de forma tan evocadora como este enorme monumento ecuestre al gran emperador filósofo de la Antigüedad. Pero, ¿quién era Marco Aurelio y qué hace en la cima de la colina más importante de Roma?

Conocido por la historia y los contemporáneos simplemente como “el filósofo”, Marco Aurelio gobernó Roma entre el 161 y el 180 d.C. Sobrino y heredero adoptivo de Antinoo Pío, Marco Aurelio fue el último de los llamados “buenos emperadores” y presidió el imperio durante los últimos años de la Pax Romana, un periodo inusualmente estable de la historia romana. Sin embargo, no fue pacífico. Durante sus 20 años de reinado, las legiones romanas estuvieron en constante acción, luchando contra partos y armenios en el este, así como contra las tribus germanas del norte. La peste, por su parte, se llevó hasta 10 millones de almas en todo el imperio. No obstante, Aurelio fue un emperador popular, conocido por su compromiso con la justicia y la moderación.

Estatua ecuestre de marcus aurelius tamaño

La estatua ecuestre de Marco Aurelio representa al famoso emperador romano a caballo.  El emperador es de tamaño natural y extiende su mano en un gesto utilizado por los emperadores para dirigirse a su ejército y legiones.

Se trata de una imagen diseñada para retratar al emperador como victorioso y conquistador. Se cree que un enemigo conquistado formaba parte inicialmente de la escultura, según relatos de la época medieval.

Los informes sugieren que la figura de un jefe bárbaro atado se escondía bajo la pata delantera derecha del caballo. Sin embargo, Marco Aurelio está representado sin armas ni armadura; se le representa como un portador de la paz más que como un héroe militar.

Los sármatas eran una importante confederación iraní, y se cree que el caballo es sármata y que la estatua se creó para honrar la victoria de Marco Aurelio sobre los sármatas.

Esta estatua de bronce tiene una altura de 4,24 m y hoy se exhibe en los Museos Capitolinos. Durante cientos de años, estuvo al aire libre en la plaza del Campidoglio, y hoy en día una réplica realizada en 1981 se encuentra en el lugar que ocupaba el original.