Cuando acaban las obras de la catedral de santiago

Cuando acaban las obras de la catedral de santiago

Camino de santiago 2022

La Catedral de Santiago de Compostela es el orgulloso destino final de cada peregrinación del Camino de Santiago.  La hermosa catedral es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y representa un final verdaderamente grandioso para esta peregrinación.  En este post, descubrimos 16 datos sorprendentes sobre la Catedral de Santiago de Compostela y su fascinante historia.

Hay muchos mitos y leyendas en torno a este imponente edificio y, a día de hoy, no está del todo claro si realmente alberga los huesos del apóstol Santiago.  Sin embargo, la catedral impresiona por su magnífica arquitectura y sus raros tesoros artísticos, y es sin duda uno de los lugares de peregrinación más importantes de Europa.

En sus casi mil años de existencia, la catedral ha sufrido varias modificaciones y ampliaciones.  Como resultado, la superficie original se ha ampliado muchas veces.  En la actualidad, la imponente estructura combina varios estilos arquitectónicos, como el románico, el gótico temprano y tardío y elementos barrocos.

Ruta de Santiago de Compostela

La Oficina del Peregrino recibe y acoge a los peregrinos que llegan a Santiago a pie, en bicicleta o a caballo hasta la Tumba del Apóstol Santiago el Viejo. Aquí se estampa la “credencial del peregrino” con el sello de fin de Camino, el de la Catedral de Santiago, y es donde se expide el tradicional certificado de peregrinación conocido como “Compostela”.

Santiago, Apóstol, elegido entre los primeros. Fuiste el primero en beber el Cáliz del Maestro y eres el gran protector de los peregrinos; haznos fuertes en la fe y felices en la esperanza en nuestro camino peregrino por la senda de la vida cristiana y sostennos para que alcancemos finalmente la gloria de Dios Padre. Amén.

La peregrinación es un rito común en la mayoría de las religiones. Santiago es una de las tres ciudades de peregrinación más importantes del cristianismo, junto a Jerusalén y Roma. Cuando los cristianos europeos vieron que su fe estaba amenazada por el avance del Islam, la afirmaron peregrinando al recién descubierto Sepulcro del Apóstol Santiago, en el siglo IX. Así fue como, paso a paso, se crearon las rutas que llevaban a Santiago, estableciendo así una especie de unión entre los diferentes países y regiones europeas. Los siglos XII y XIII fueron la época dorada de las peregrinaciones a Santiago. Posteriormente, durante el Renacimiento y la Reforma, el fenómeno jacobeo sufrió ataques, pero logró sobrevivir, aunque con una menor afluencia de peregrinos. La bula del Papa León XIII “Deus Omnipotens”, que verificó la autenticidad de las reliquias del apóstol, supuso un renovado impulso para la peregrinación jacobea, que creció durante el siglo XX hasta la actualidad, en la que la peregrinación es fuerte y está en alza.

Misa del peregrino santiago de compostela

Acompáñeme en un recorrido por la Catedral de Santiago de Compostela y sus cuatro plazas y conozca las tres tareas que todo peregrino debe realizar en la catedral antes de completar su peregrinación: “Viajar sin cambiar, es ser un nómada. Cambiar sin viajar es ser un camaleón. Viajar y ser transformado por el viaje es ser un peregrino”.    – Mark Nepo La belleza de Santiago de Compostela es la ciudad medieval. Antaño completamente amurallada, incluso ahora la ciudad presume de sus originales calles estrechas y circulares que añaden encanto a la ciudad, al tiempo que confunden al visitante que la visita por primera vez. El punto central de la ciudad, por supuesto, es la gran catedral.

La mayoría de los peregrinos dan los últimos pasos de su Camino de Santiago por el Camino Francés, justo después de pasar por la Puerta de Azabachería en el lado norte de la catedral, y luego atraviesan esta puerta-túnel, que se muestra en la foto de abajo, que les lleva a la plaza del Obradoiro. A menudo hay un gaitero en este túnel, llamado Arco de Palacio, o algún otro grupo celta para dar una serenata a la entrada de la plaza. Los músicos crean un buen ambiente para los últimos pasos hacia la gran entrada de la Catedral de Santiago de Compostela.

Historia de Santiago de Compostela

La catedral de Santiago es la última parada del camino de los peregrinos, y su carácter monumental la hace merecedora de esta distinción. Se trata de una obra clave del románico en la que confluyen numerosos estilos arquitectónicos.

La construcción de la catedral se inició en 1075, en el reinado de Alfonso VI, y fue patrocinada por el obispo Diego Peláez. Las obras se realizaron bajo la dirección del Maestro Esteban sobre los restos de antiguas iglesias construidas en devoción al santo. Se construyó con tres naves y planta en cruz latina, y tenía una superficie de unos 8300 m². Sus innumerables ampliaciones han aportado numerosos estilos arquitectónicos al edificio (románico, gótico, barroco, plateresco y neoclásico).

El pórtico de la Gloria es la entrada principal, y fue creado por el Maestro Mateo en 1188. Presenta 200 figuras que hacen referencia al Apocalipsis, y la figura del apóstol Santiago que aparece para dar la bienvenida a los peregrinos, apoyada en una columna que se eleva desde el parteluz. La fachada del Obradoiro de la catedral es obra de Fernando de Casas y Novoa, y está considerada como una de las expresiones supremas del barroco español. El altar mayor también es de estilo barroco, y justo debajo se encuentra la cripta del Apóstol Santiago.